ipsos_globalcare

2 de cada 10 españolas no han ido nunca al ginecólogo, según el estudio de Ipsos

31 agosto, 2018

2 de cada 10 mujeres españolas (19%) dice no haber ido nunca al ginecólogo”. Este es el principal dato que se extrae de la última encuesta de Ipsos Global Advisor llevada a cabo en 27 países del mundo, que analiza los aspectos más importantes relacionados con la salud a nivel global.  

Dato que sitúa a las mujeres españolas en el puesto décimo tercero del ranking, por detrás de países como Rusia (con  sólo un 6% que afirma no haber realizado ninguna visita al ginecólogo), Argentina (7%), Alemania (7%), Suecia (16%) o Italia (18%), y por delante de otros como Francia (21%), Bélgica (25%) o Gran Bretaña (62%).

Sin embargo, cabe señalar que 1 de cada 2 mujeres (51%) confirma que realiza una visita al ginecólogo al menos una vez al año, dato superior a la media mundial, situada en el 48%. En este aspecto, España se sitúa por delante de otros países europeos como Francia (48%), Italia (48%), Suecia (31%), o Gran Bretaña, donde sólo el 14% de la población femenina acude al ginecólogo al menos una vez al año. En contraposición nos encontramos con países como Alemania, donde el 83% de las encuestadas afirma visitar a este tipo de especialista con periodicidad anual.

Según Javier Vallelado, experto en salud de IPSOS “parece que las campañas de concienciación y prevención no han calado en toda la población por igual, y todavía hay mujeres que solo piensan en acudir al ginecólogo de manera reactiva ante un problema. Sin embargo, debemos quedarnos con el dato positivo, y es que más de la mitad de las mujeres españolas sí que realiza una visita anual, datos que nos situa por encima de la media mundial”.

Por lo general, la gran mayoría de los españoles (82%) afirma realizar al menos una visita al año a expertos de medicina general (atención primaria, médicos de familia, medicina interna, etc), dato que nos sitúa en los primeros puestos del ranking mundial, sólo superados por belgas (89%) y polacos (83%).

Respecto a otros especialistas, estamos a la cola en visitas anuales a profesionales de la salud mental (el 71% de los españoles dice no haber ido nunca a un psicólogo o psiquiatra) o expertos en medicina alternativa (73% no lo ha visitado en ninguna ocasión). Tampoco somos muy asiduos al dentista (el 58% va al menos una vez al año), al oculista (el 38% dice realizar al menos una visita anual) o al otorrinolaringólogo (el 14% dice ir una vez al año).

En este sentido Javier Vallelado apunta, “la sanidad pública española es una de las más potentes de todo el mundo. Dentro del circuito, la Atención Primaria juega un papel muy importante, y en muchas ocasiones actúa como filtro, resolviendo cuestiones sin necesidad de derivar a un especialista, de ahí que este aspecto, estemos entre los primeros puestos del ranking”.

El cáncer, el mayor enemigo para la salud

A nivel global, el cáncer se consolida como el mayor enemigo para la salud, señalado por el 52% de la población mundial. En segundo lugar, se encuentra la obesidad, señalado por el 33% de los encuestados, y en tercer lugar, la salud mental, señalado por el 27%.

En España, los tres problemas relacionados con la salud más preocupantes son el cáncer, la obesidad, y el estrés.

Salud Conectada y Telemedicina, la asignatura pendiente

En cuanto al uso de la telemedicina y otros dispositivos electrónicos relacionados con la salud, en España queda todavía mucho por hacer: sólo el 2% de los encuestados dice haber usado la telemedicina para tener contacto con el médico especialista sin la necesidad de tener que visitarlo personalmente, y que volverá a hacerlo, frente al 2% que lo ha usado pero que no quiere volver a hacerlo.

La buena noticia es que hay un gran porcentaje de pacientes (38%) que se muestra favorable a probar la telemedicina, aunque este sistema cuenta también con el mismo porcentaje de detractores, con un 38% de los españoles que no quiere probar esta metodología.

En cuanto al uso de dispositivos electrónicos de salud, sólo el 9% de los españoles utiliza alguno en la actualidad, frente al 78% que no ha utilizado nunca ninguno, 10 puntos por encima de la media mundial situada en el 68%. En esta ocasión los resultados de España van en línea con otros países europeos como Gran Bretaña, donde el 73% de los encuestados no ha hecho uso de este tipo de aparatos, Alemania con un 73%, o Italia con el 70%. En el caso de Francia, el porcentaje es algo mayor, con el 82%, y en contraposición nos encontramos con Bélgica, con un 59%.

Las barreras fundamentales mostradas por la población española ante estos dispositivos son su desconocimiento (24%), su coste (19%) y la falta de interés por terminales tecnológicos relacionados con la salud (16%).

Según Javier Vallelado “el papel de la prescripción para la implantación de la salud conectada es fundamental. Y es que, pese a su rechazo inicial, el 73% de los españoles afirma que utilizaría algún dispositivo electrónico si su médico se lo recomendase como parte del tratamiento. En el caso de que la recomendación viniese de una enfermera, el porcentaje de proclives  a su uso  es del 63%, y del 53% si el consejo viene de la mano de su compañía de seguros de salud. Asimismo, el 55% estaría dispuesto a utilizarlos si se lo recomienda su farmacéutico de confianza, mientras que el 45% lo usaría por recomendación de un amigo o familiar”.

En relación a las fuentes de información en materia de salud, los españoles recurrimos en primer lugar a la opinión del experto (54%), seguido del farmacéutico (44%), y de familiares y amigos (31%). Sólo el 26% dice acudir a buscadores online para solucionar sus dudas.

Gozamos de buena salud y cuidamos la dieta, pero somos de los más sedentarios

El estudio internacional de IPSOS refleja que por lo general, los españoles estamos en la media mundial en lo que se refiere a temas relacionados con la salud, buenos hábitos alimentarios y estilos de vida saludables.

En concreto, casi 6 de cada 10 españoles (58%) señala gozar de buena salud, muy en línea tanto de la media mundial situada en el 56% , como de otros países europeos como Francia (60%), Gran Bretaña (59%), Alemania (57%) o Italia (57%).

También ocupamos los puestos intermedios en lo que se refiere a los buenos hábitos alimentarios, donde 1 de cada 2 (50%) españoles afirma seguir una dieta saludable, lejos de indios (68%) y chinos (65%), que lideran los primeros puestos del ranking mundial, y por debajo de estadounidenses (57%), británicos (55%) alemanes (52%) o franceses (52%).

En aspectos relacionados con el descanso, 1 de cada 2 españoles (49%) dice cubrir bien sus necesidades de sueño, frente al 23% (casi 1 de cada 4) que señala no descansar lo suficiente.

Sin embrago, los españoles ocupamos el puesto 19 del ranking mundial en lo referido a la actividad física: sólo 1 de cada 3 (35%) señala llevar a cabo suficiente ejercicio en su día a día, muy por debajo de alemanes (54%), estadounidenses (47%), ingleses (45%) o belgas (44%).

Este nivel de sedentarismo en España se ve también reflejado en el alto porcentaje de individuos que dice no realizar el suficiente ejercicio, que alcanza el 30%.